Se encuentran al este de La Habana, incluye 20 kilómetros de playas de arena blanca y aguas color turquesa. Cuenta con restaurantes y paladares privados y una animada vida nocturna en los bares, clubes y discotecas.

Variadas ofertas de recreación en el entorno de la playa, tanto para cubanos como para el público extranjero. Su cercanía con el centro urbano de la capital hace de las Playas del Este una oferta para salidas informales y de poco tiempo de planificación.

El transporte perfectamente fluido, con carros de alquileres y ómnibus locales.

Explora otros destinos